viernes, 16 de febrero de 2024

THORGAL 40. TUPILAKS. DE YANN Y VIGNAUX

Thorgal de Yann

Norma Editorial, España, 2024
48 páginas, 17 euros


POR EL CAMINO DE YANN
Guionista todoterreno, el marsellés Yannick Le Pennetier (1954) firma sus obras como Yann, pero también como Balac, Pearce o Pennetier. Ha escrito un número abrumador de historietas que sorprenden por su variedad y también por la excelencia de unos textos tan entretenidos como inteligentes.


El heredero

Su trabajo se enraíza en la tradición más popular del cómic franco belga. Lo que se refleja en su continua participación en series “de otros”. Empezó con creaciones propias como “Los innombrables” (1983), en la práctica la versión paródica de sus futuras historias de aviones. Esa vertiente humorística le llevó a Lucky Luke, donde facturó guiones tan entretenidos como “Oklahoma Kid” (1997) o “El Klondike” (1996). También ha escrito diversos álbumes del Marsupilami y Spirou, entre los que destaca “El Botones de verde caqui” (2015). Llegó a participar en “Captain America. Rojo, blanco y azul” (2004), su única incursión en el mercado americano, que yo sepa. Se ha hecho cargo de algunos de los personajes de Van Hamme, firmando el álbum “XIII Mystery” (2011). Más importante fue su entrada en Thorgal, donde sustituyó a Senté en la serie principal, en los episodios “Aniel” (2019), “El ermitaño de Skellingar” (2021), “La selkie” (2022), “Neokora” (2023) y recientemente “Tupilaks” (2024). Le acompaña Vignaux, un muy digno sucesor del primer dibujante de la saga, Rosinski

Además Yann se puso al frente de dos series derivadas de la original: “Loba”, para la que ha escrito siete álbumes, y “La juventud de Thorgal”, donde van por el noveno. El guionista ha inclinado la saga hacia su vertiente más fantástica, sacando un extraordinario partido de las mitologías nórdicas.

Gringos locos de Yann Schwatz comic
También ha participado en Gil Jourdan y Buck Danny, una serie que le fascinaba de crío. La obra donde mejor expresa su sintonía con la tradición es “Gringos Locos” (2016). En ella, con ayuda del elegante dibujo de Schwartz, recrea el mítico periplo americano de Jijé, Franquin y Morris, tres de los padres fundadores del cómic belga. Soñaban con ser contratados por Disney y acabaron viviendo una temporada en México. Yann, que conoció a algunos de aquellos creadores y tuvo ocasión de escuchar de primera mano sus anécdotas sobre el viaje, adapta la realidad siguiendo el consejo fordiano: “Print the legend!”. En los complementos, la familia de Jijé se queja de su versión. Sin embargo, el relato seduce y convence, trasmitiendo bien el espíritu de unos hechos y personajes más grandes que la vida. Con Schwartz ha colaborado en otras sagas, todas interesantes. Como “Atom Agency”, donde recrean unos fascinantes años cincuenta, tanto desde un punto de vista histórico y conceptual como puramente gráfico, como un delicado envoltorio para sus trepidantes historias de serie negra. El curvilíneo estilo de Schwartz recuerda a un creador con el que Yann trabajó en sus inicios. Acompañó al elegante Chaland en dos de sus mejores álbumes: “Vacaciones en Budapest” y (¡sobre todo!) “F-52”.

 

Gótico, decadente y social
Una buena parte de su comicgrafía
Leer más...

viernes, 26 de enero de 2024

CÓMICS DE TERROR Y RELIGIÓN

RELIGIÓN Y TERROR 

Vivimos un interesante resurgir del género de terror en el cómic. Imitando el éxito de ciertas películas, algunos autores exploran nuestros miedos a través de espeluznantes viñetas.


roman ritual comic religion el torres
Roman Ritual
El Torres, Jaime Martínez y Sandra Molina

Karras Comics, España, 2023
120 páginas, 20 euros

Es de justicia comenzar con un caso nacional, el de El Torres, un guionista que lleva años haciendo la guerra por su cuenta, descubriendo a autores como Walta o Sanna y publicando con su propio sello en Estados Unidos y España. Siempre lo he considerado uno de los mejores guionistas de cómics de este país. Sin embargo, nunca aparece en ninguna lista de premios ni la crítica lo tiene especialmente en cuenta. Y es que El Torres hace algo que está prohibido: busca un público masivo con tebeos populares y de género. Salta con facilidad de la espada y brujería al puro terror y evita cualquier tentación indie. Así es imposible que las niñas de la FNAC se fijen en él. Recuerden que vivimos una peculiar paradoja. Durante el franquismo el cine y el cómic eran medios de masas. Había lectores y espectadores dispuestos a consumir lo que luego se consideraron “españoladas” y productos de muy bajo nivel cultural. Cuando los comisarios se hicieron con el mando, el pueblo salió corriendo. Ahora se nos explica que nuestros autores facturan tremendas obras maestras... que no interesan a nadie. Mi explicación se ahorra ciertos factores adicionales, como la multiplicación de los medios, con la aparición de los videojuegos y de unas pantallas multiformato que, lógicamente, han dividido la atención de los posibles espectadores/lectores. Pero la actitud elitista y anti-género no ayuda a despertar el entusiasmo de los posibles seguidores, pueden creerme.

A lo que iba, El Torres crea artefactos narrativos muy entretenidos y que además no ofenden nuestra inteligencia. Sus tebeos sobre posesiones diabólicas no solo nos enganchan con imágenes tan impactantes como la del Papa poseído. Es que además sabe engarzar muy bien ciertos miedos mundanos, como las matanzas étnicas o la pederastia encubierta por las instituciones, con su trama de curas, monjas y demonios. Maravillosa esa punch line en el segundo volumen: “Dios existe”, una frase que se convierte en un puñetazo a la cara del malo.




Leer más...

viernes, 19 de enero de 2024

DOS CÓMICS DE KORDEY WESTERN Y SCIFY

MULTIKORDEY
Dos nuevas entregas en géneros tan diferentes como el western y la ciencia ficción, que prueban ¡otra vez! el arrollador talento del croata Igor Kordey.


Mobius  Pecau, Kordey y Anubis ECC comic
Mobius


Pecau, Kordey y Anubis
ECC, España, 2023
176 páginas, 35 euro

Hace años que al artista dejó el mercado americano, donde había firmado espléndidos episodios de Tarzan, Star Trek, Viuda Negra o X-Men, sin demasiado éxito. Kordey no gustaba a los aficionados, algo que puede llegar a ser comprensible si se analizan las características de su dibujo. Es amigo de los sombreados y la representación detallada de los volúmenes, lo que aporta veracidad a sus dibujos, alejándolos de ciertas idealizaciones y de la perfección habitual en las figuras superheróicas. Así que no extraña el rechazo que su trabajo puede provocar en determinados públicos. Personalmente lo considero uno de los pocos herederos de Corben. Como a aquel, a Kordey le define una tremenda carnalidad, una presencia física de figuras y objetos que se expresa a través de rebotes de luz y de unos contrastes que realzan las formas y vuelven los cuerpos sólidos y poderosos. Añadan a eso una mirada voraz, que define con precisión razas y entornos diversos. Kordey dibuja bien a delgados y gordos, negros, gitanos, mexicanos o albinos, niños o perros y mujeres de toda clase y condición. Y no hablemos de sus arquitecturas. “Mobius” es una aventura interdimensional, lo que le permite mezclar referencias arquitectónicas hasta conseguir visiones tan embriagadoras como su vista de Kadath, un claro homenaje a Lovecraft que Kordey aprovecha para marcarse una doble página antológica. Una de tantas. El volumen, con guión de Pecau, uno de sus cómplices habituales desde que regresó a Europa, es más de lo mismo. Si les gustó aquel truño oriental que se llevó todos los óscars (“Todo a la vez en todas partes”), pues supongo que disfrutarán con esta historia. Aunque aquí no hay consoladores anales. Pecau imagina una constelación de universos paralelos, tan similares como diversos, por los que pasean los héroes viviendo aventuras. Tan solo los gitanos conocen todos los misterios que se ocultan tras la muerte, el único medio conocido de saltar de un universo a otro. El héroe ha perdido la memoria y a lo largo de la aventura va recuperando fragmentos y descubriendo cual era su verdadero yo, un poco a la manera de “Desafío total”. En todo caso, el guión sirve de plataforma para los apabullantes dibujos de Kordey que, una página tras otra, va impartiendo lecciones de narrativa mientras nos impresiona con sus escenografías, su imaginación y la energía de sus personajes. Ya he citado las vistas de Kadath, pero podría mencionar también su diseño del grupo de demonios, sus reconstrucciones de las pirámides centroamericanas y tantos otros pasajes más. Su trabajo justifica la compra del volumen con creces.


Marshal Bass 9. Texas Rangers. Macan, Kordey y Vitkovic ECC
Marshal Bass 9. Texas Rangers.

Macan, Kordey y Vitkovic
ECC, España, 2023
56 páginas, 19,95 euros

Lo mismo

Leer más...