domingo, 18 de septiembre de 2022

DRAGMAN DE STEVEN APPLEBY COMIC

Dragman de Steven Appleby comic
Astiberri. Bilbao, 2022
336 páginas, 28 euros


EL SUPERTRANS
Aunque Appleby no es un desconocido entre los lectores españoles, ahora ha saltado del chiste autoconclusivo a un formato tan exigente como el de la novela gráfica. Una operación de riesgo que supera con su ligereza habitual. 

A finales de los noventa leímos su libro “¡Vienen del espacio! Toda la verdad sobre lo que significa tener hijos”. Luego se tradujeron algunos más, como “Sexo Normal” o “La verdad sobre el amor”, recopilatorios con ocurrencias sobre temas cotidianos donde el autor demostraba su ingenio y visión irónica. Su arte se enraíza en el humor gráfico, un estilo directo y sin complicaciones donde todo rezuma facilidad. Pudimos apreciarlo de cerca ya que una pequeña galería de Sóller parecía tener trato directo con él y expuso su obra en repetidas ocasiones. Pero, más allá de algunas secuencias en viñetas, nunca se había atrevido con una historia larga, que exige un ritmo y unas estrategias narrativas muy diferentes a las del humor.

Resumiendo, Appleby ofrece la versión trans de “Watchmen”. Además, usa al protagonista para contar su propia historia, como hombre casado y con hijos al que le gusta vestirse de mujer. Tanto que hace años que ha desterrado los trajes masculinos de su armario, como prueba el retrato que se incluye al final del volumen, con un Steven muy sonriente en su outfit de señora. El libro incluye algunas sorpresas más, como pequeños fragmentos literarios donde los asesinatos se cuentan no a través de imágenes sino solo de texto. Son breves y se leen con facilidad y permiten que nada distraiga al lector de lo más importante. Que es la identidad secreta. En realidad (y con esto no descubro nada)
Leer más...

domingo, 11 de septiembre de 2022

KEN PARKER 47 PIEL ROJA DE BERARDI Y MILAZZO

Ken Parker 47 Piel Roja comic western Berardi Milazzo
ECC Ediciones. Barcelona, 2022
184 páginas, 9,95 euros


EL ÚLTIMO YANA
No sé qué tebeos se han comprado en lo que llevamos de año. Pero sí cual no deberían perderse: el nº 47 de la serie Ken Parker, uno de los mejores guiones que he leído en mi vida.


No es la primera vez que la serie aborda el problema indio. Si la colonización española se caracterizó por el mestizaje y la integración de los indígenas en la corona, en el norte la norma fue el exterminio. Esa tragedia se ha visto reflejada en muchas películas y ficciones. En la propia saga de Ken Parker ya se ha mostrado en incontables ocasiones la relación del héroe con los nativos, más compasiva que la de otros congéneres blancos. Los creadores italianos Berardi y Milazzo vuelven sobre el asunto para ofrecernos una nueva mirada sobre un tema que ya resulta cansino. Antes de que nadie se me escandalice debo recordar que hablo en términos dramáticos. Cuando una tragedia real se repite mucho en la ficción, acaba perdiendo su eficacia narrativa. ¿Quiere eso decir que ya no nos preocupamos por las repercusiones históricas de los hechos originales? En absoluto, pero debemos de ser conscientes de qué funciona y qué no, en una narración. En el ejemplo que nos ocupa, lo más trillado, lo menos emocionante de la historia, son precisamente los pasajes en que malvados blancos atacan poblados de indefensos indios, con sangrientas masacres de ancianos, mujeres y niños. Porque desde “Soldado azul” para acá ya lo hemos visto muchas veces. En cambio el tebeo acierta a lo grande cuando explora otros territorios menos conocidos. Comienza con un prólogo: durante una exploración por tierras desconocidas Parker tropieza con los restos de una tribu casi prehistórica. Un patético conjunto de famélicos nativos, a punto de perecer por falta de alimentos. Les permiten quedarse con la pieza que habían cazado y, a cambio, los desgraciados les regalan unas humildes cestas. El episodio no explica nada más pero crea el clima emocional que luego presidirá todo el relato.

En el primer acto se produce el reencuentro de Ishi, uno de aquellos indios, con Parker en un pueblo donde el nativo buscaba comida. El sheriff, un claro homenaje a John Wayne que hasta se llama Duke, le salva de la multitud que intenta lincharle. El sheriff y su encantadora hija lo cuidan e intentan comunicarse con él. Otro indígena le habla pero Ishi solo reconoce el dialecto de su tribu. Se dan cuenta de los años que puede haber pasado en soledad y de que probablemente Leer más...

viernes, 29 de julio de 2022

FICTION HOUSE: FROM PULPS TO PANELS

Fiction House Mitch Maglio from pulps to panels
Mitch Maglio
Fiction House: From Pulps To Panels, From Jungles To Space
Yoe Books, 2017
300 páginas, 38,97 euros


LA CASA DE LAS DIAGONALES
Más allá de las tradicionales grandes casas, siempre ha existido una constelación de pequeñas editoriales. Ahora Internet nos permite echar un vistazo a sus productos.


La red está llena de recursos muy jugosos para los aficionados al cómic. Como Heritage (www.ha.com), una casa de subastas donde se puede disfrutar contemplando originales con todo detalle. Si no nos basta con esto se puede pasar por Comic Art Fans (www.comicartfans.com), donde los mejores coleccionistas del mundo presumen de sus piezas. Horas de diversión garantizada. Si buscan información sobre quién dibujó qué, Grand Comics Database (www.comics.org) es su página, una organización que de manera altruista se dedica a vaciar comics y descargar los datos en ese maravilloso lugar. Y, por supuesto, si además quieren leer tebeos, el Digital Comic Museum (www.digitalcomicmuseum.com) asegura lecturas prácticamente interminables de los mejores clásicos. Han escaneado comics antiguos, que pueden leerse con cualquier programa tipo cbr. No busquen a las grandes. Marvel, DC o EC siguen reeditando sus primeros comics así que retienen los derechos y se aseguran de que revisarlos pase necesariamente por sus recopilatorios. Pero casi todo lo demás está ahí: Ajax-Farrell, ACG, Avon, Charlton, Chesler, Dell, Fawcett, Fox, Harvey o Fiction.

Fiction House Mitch Maglio from pulps to panels
Hoy me detendré en esta última. Mitch Maglio les dedicó un interesante volumen hace años, donde se incluían buenas reproducciones de originales, algunas historias completas y abundante información sobre la editorial y sus autores. Como suele Leer más...

lunes, 25 de julio de 2022

BATTLEFIELDS 07 POR VERDES PRADERAS

Battlefields 07 por verdes praderas de Ennis y Ezquerra comic bélico
Garth Ennis / Carlos Ezquerra
Aleta. Valencia, 2022
80 páginas, 12,95 euros


UNABRIGADA NO TAN LIGERA
Hay géneros en eterna decadencia, a los que hace ya años dimos por muertos. Como el western o el bélico. O el terror, si no fuera por fenómenos aislados como Walking Dead y las aportaciones japonesas.


Como siempre, la decadencia dura hasta que a un autor con talento se le ocurre una historia que revive lo que se daba por cancelado. Creo que es el caso de Garth Ennis con un género tan venerable como el bélico. Tuvo su gran momento durante la IIGM. Los tebeos americanos se llenaron de salvajes nazis y repugnantes japoneses a los que sonrientes héroes pateaban el culo con entusiasmo. Tras el conflicto, una nueva generación decidió que la guerra no era tan divertida. Con Kurtzman a la cabeza, nuevas historias bélicas desmitificaron la clásica idea del ardor guerrero centrando la mirada en el soldado de a pie. Los comics de la EC se poblaron de víctimas y reclutas que luchaban en guerras sin ningún glamour. Decisiones tomadas por políticos ineptos provocaban la innecesaria muerte de miles de inocentes. Esa visión desmitificadora se convirtió en la dominante, incluso después de que las publicaciones de la EC tuvieran que cerrar. Y tuvo una lógica continuación en Blazing Combat, la revista de Warren que dirigió y escribió Archie Goodwin. Empleó el mismo tono anti-bélico de Kurtzman y sus mismos dibujantes, así que puede ser considerado como su más digno sucesor, pero solo duró cuatro números.

Menos atención se le suele prestar al equipo Kanigher-Kubert. Juntos levantaron desde mediados de los cincuenta un conjunto de series bélicas (los “Big Five” de DC) que culminaron en la creación del Sargento Rock y otros héroes de guerra. Tuvieron tanto éxito que hasta la distinguida competencia se vio obligada a imitarlos, con Sargento Furia y sus comandos aulladores. Furia expresa mejor la intención de aquellos comics. Aunque la guerra se describía como un infierno, las historias eran pura diversión bélica, a la manera de ciertas fantasías cinematográficas como “El desafío de las águilas” o “Los violentos de Kelly”. Pero no siempre fue así. El repaso del material bélico de la DC puede deparar grandes y gratas sorpresas. Al lado de divertimentos bélicos encontramos innumerables relatos bien escritos y mejor dibujados y que expresan con honestidad los padecimientos de las tropas en su terrible día a día. Esa tendencia realista no disminuyó cuando Kubert se hizo cargo de las tareas de edición y decidió añadir su famoso “Make war no more” al final de los episodios bélicos.

Posteriormente hubo conatos de recuperar el género, algunos tan exitosos como el G. I. Joe de Larry Hama, con un enfoque más aventurero, o Nam, ambas en Marvel. Pero en general todo lo relativo a la guerra se ha ido desvaneciendo de las viñetas hasta casi desaparecer. Podrían citarse las aproximaciones “periodísticas” de Joe Sacco y algún otro tebeo que seguro estoy olvidando. Y en España hemos vivido nuestras particulares “hazañas bélicas” con los sucesivos acercamientos a la Guerra Civil, cada uno menos interesante que el anterior, hasta convertirse en referencia de tebeo a evitar.

Battlefields 07 por verdes praderas de Ennis y Ezquerra comic bélico
El único que parece dispuesto a mantener alzada la bandera de los comics de guerra es Garth Ennis, con una Leer más...

viernes, 8 de julio de 2022

EL EXILIADO DE ERIK KRIEK COMIC TBEOYNOLOCREO

El exiliado Erik Kriek comic
Ediciones de Arte y Bibliofilia, S. A. 
Salamanca, 2022
208 páginas, 28,40 euros


ALGO HUELE A PODRIDO EN ISLANDIA
Tras varios años sin saber nada de Kriek, en 2022 lo hemos disfrutado por partida doble. Primero llegó “In the pines” y ahora presenta una brutal fábula islandesa.


Si “In the pines” seguía la misma línea que sus adaptaciones de Lovecraft, esto es, relatos cortos autoconclusivos, aquí da el salto al formato largo, una pirueta siempre arriesgada. La tensión narrativa y el ritmo que se consiguen en cómics de pocas páginas, se pierden con facilidad al acercarse casi a las doscientas de “El Exiliado”. Creo que Kriek sale bien librado, el álbum se lee con interés y su especial grafismo es una garantía de calidad. Le gusta cuidar la presentación de sus trabajos y este volumen no es una excepción. Tapa dura y buen papel para unas planchas donde lucen muy bien las tres tintas que emplea con inteligencia. Mención aparte para las ominosas guardas o las deslumbrantes páginas de bocetos. Kriek nunca defrauda en el terreno visual. Su estilo puede gustar más o menos pero nadie puede poner en duda su carácter individual, con esas sombras dramáticas y expresivas y esos personajes que se esfuerzan por transmitirnos sus sentimientos a través de una vigorosa gestualidad.

El exiliado Erik Kriek comic
Aquí pone su poderoso dibujo al servicio de un relato con un tono casi shakesperiano. Nos traslada a una Islandia medieval que
Leer más...

viernes, 1 de julio de 2022

EL VIAJE DE AGUSTINA GUERRERO COMIC NOVELA GRÁFICA

El viaje de Agustina Guerrero comic Japón Novela gráfica
Penguin Random House, Barcelona, 2020.
232 páginas, 18,90 euros


NUESTRO GRAN VIAJE
Agustina Guerrero abrió su blog “Diario de una volátil” hace una década. Su impacto en las redes le permitió saltar de lo digital a lo analógico y ya lleva publicada media docena de libros.


La red propicia la aparición de fenómenos muy localizados, experimentos que buscan satisfacer las necesidades de grupos concretos, ya sean nostálgicos o fanáticos de cualquier tema. Veo en las librerías una inflación de Modernas de pueblo, croquetas, bananas y similares, trabajos que a mí me aburren como a otros les repatean Los Guardianes de la galaxia. Puedo tolerar algunos lloriqueos, ataques de ansiedad y devaneos amorosos, pero pasado cierto punto digo basta, lo siento, me vuelvo con Conan. En realidad, los creadores con talento saltan con elegancia sobre las barreras de género, para disfrutar con Berardi, Lust o Simmonds basta con un poco de cerebro y corazón. Aquellas obras que consiguen atraparnos siempre nos enseñan algo sobre esos opuestos que nos fascinan. Fue el caso de Ulli Lust y su “Cómo traté de ser una buena persona”, un cómic intenso y revelador.

El viaje de Agustina Guerrero comic Japón Novela gráfica
Guerrero
no llega tan lejos en “El viaje” pero su aproximación es respetable. Por un lado el aspecto del volumen es impecable. Muy bien encuadernado, buen papel y un uso exquisito de las tres tintas, rojo, negro y rosa. La composición de texto e imágenes es perfecta, cada página un ejemplo de claridad y diseño. Si quiere usted regalar un bonito libro sobre turismo en Japón, éste es muy recomendable. Todo rezuma verdad, todo se cuenta de forma sencilla y directa. “El viaje” apareció en Leer más...

viernes, 24 de junio de 2022

ADIÓS A UNOS GRANDES DEL CÓMIC RIP

LOS HOMBRES QUE DIBUJARON DEMASIADO
Miguel Gallardo murió el pasado 21 de febrero, Neal Adams el 28 de abril y George Perez el 6 de mayo. 2022 está siendo letal para los dibujantes de historietas.


Wonder Woman de George Pérez DEP RIP comics
VIDAS OPUESTAS

Nacidos con apenas un año de diferencia George Perez (1954) y Miguel Gallardo (1955) tenían muy poco en común. El primero representó la continuidad en el mainstream, un currante aplicado que dedicó toda su carrera a los superhéroes, cosechando éxitos en las dos mayores editoriales americanas. El otro, el underground más sucio al principio, con su icónico Makoki, y otras realidades más adultas después. Saltando de la ilustración al cómic Gallardo encontró la manera de seguir contando historias para públicos cada vez más huidizos, con un dibujo directo y despojado y un humor que no le abandonó nunca, incluso cuando le tocó hablar de su propio cáncer.

En el caso de Pérez, él también tuvo ocasión de hablar de sus dolencias, paseando su desmejorado aspecto por las redes y recibiendo el cariño de incontables aficionados. No en vano había estado en la cima del mundo del cómic y todos conservamos un rincón en nuestro corazoncito para él y sus personajes. Nacido en el Bronx, trasladó su experiencia del barrio a uno de sus primeros personajes, un secundario aparecido en “Los hijos del tigre”, una violenta saga de luchadores de kung-fu que parecía la ONU. Uno era negro, el otro blanco y un tercero oriental y a ellos se sumó el Tigre Blanco, un hispano. Luego Perez se encargó de otros populares grupos de Marvel, destacando Los Vengadores. Con ellos demostró su verdadero superpoder: podía dibujar cientos de personajes en la misma página, aparentemente sin despeinarse. Volvió a probarlo cuando se trasladó a DC. Pasó por varios títulos hasta dar la campanada con la madre de todas las sagas, Crisis en Tierra Infinitas”, la aventura que reunificaba y aportaba sentido al multiverso de la editorial. Allí Perez dibujó no cientos sino miles de personajes por página. De alguna forma conseguía resultar claro, a pesar de la innegable densidad de las planchas.

Después se convirtió en autor total, escribiendo y dibujando una muy valorable (y feminista) Wonder Woman, sin duda una de sus mejores etapas. También le seguimos en otras colaboraciones, como las que desarrolló con Peter David. Una muy entretenida historia de Hulk y, sobre todo, Sachs & Violence, una trepidante, sexy y violenta serie negra. Más tarde se dejó llevar por su propia leyenda y mientras los aficionados celebraban el desmesurado número de figuritas que era capaz de incluir en cada página, su narrativa se ralentizó y sus cómics perdieron interés. Pero fue uno de los grandes y así lo recordaremos.



 

El gran libro de los perros de Miguel Gallardo y Karen du Croo
De Gallardo destacó su capacidad para reinventarse. Hubo muchos Gallardos. El amigo de Mariscal que participó en sus series de animación, el colega de Mediavilla que dibujó disparates de drogatas, el hijo que narró con afecto la historia del padre en la Guerra civil (“Un largo silencio” permanece como el mejor entre todos los cómics dedicados a nuestra contienda), el padre de María, a quien dedicó dos cómics que pusieron el autismo en el centro del debate público... Y a título póstumo nos ha llegado “El gran libro de los perros” donde expresa su amor por los animales y también por su compañera durante tantos años, Karin du Croo, que firma el volumen con él. Cuando preparamos el catálogo que acompañaba a la exposición que le dedicamos en el Casal Solleric en 2006 tuvimos ocasión de pasar un día con él en Barcelona, entrevistándolo y seleccionando el material. Yo apenas lo conocía así que se me ocurrió dirigirme a él por su nombre completo, “Miguel Ángel”. Me corrigió, con su sorna habitual. “Solo mi madre me llama Miguel Ángel, mis amigos me llaman Miguel”. Fue un tipo encantador al que ya echamos de menos.



 


Neal Adams RIP 2022
CUANDO EL MUNDO NO ES SUFICIENTE

Conocí a Neal Adams en 1999 en Gijón, adonde acudió como invitado del Salón del Cómic dirigido por Faustino Rodríguez Arbesú. Otros ilustres autores que asistieron aquel año fueron Glenn Fabry, Chris Claremont, Lee Weeks, Yslaire, Dave Gibbons, Violeta Suárez, Pau o Gallego y Rey. Aunque el nivel de los invitados era muy alto, Adams fue la gran estrella, una leyenda con una larga trayectoria a sus espaldas. Nacido en 1941 se había hecho popular con su tira Ben Casey, donde imitaba el estilo foto-realista de Stan Drake, el padre de Julieta Jones. De allí saltó a las dos grandes, DC primero y Marvel después. Una de sus peculiaridades es que, contrariamente a la política de la época, él nunca se escondió. Entendió que
Leer más...

viernes, 17 de junio de 2022

REVIENTACRÁNEOS DE LEMIRE Y ZONJIC COMIC TBEO

Astiberri. Bilbao, 2022
168 páginas, 19 euros


Revientacráneos y chico esqueleto de Jeff Lemire y Tonci Zonjic comic

UN DIBUJANTE ARROLLADOR

Tomen nota: Tonci Zonjic. Es el nombre del dibujante que acompaña a Lemire en esta aventura. Ya lo conocíamos de algunos cómics anteriores.


Dibujó “Marvel Divas” en 2011, “¿Quién es Jake Ellis?” en 2013 y varios episodios de Bogavante Johnson y Shadowman, entre otros. Aunque ya había escrito sobre él en dos ocasiones, he tenido que guglearlo porque lo había olvidado completamente. Y lo cierto es que esta nueva entrega me ha impresionado. Mucho. El grafismo es fresco, con un entintado sensible y despreocupado, con trazos finísimos que contrastan con decididos grosores que salpica aquí y allí, delicado en las caras, riguroso y potente en los cuerpos. La estructura de página es la bomba. De repente juega con verticales que decrecen en tamaño de la página izquierda a la derecha, luego emplea los negros para volver más efectiva la aparición del héroe en la ventana, un poco más allá parece volver a un módulo más convencional, salta a diagonales que invaden las dos planchas en la secuencia del entrenamiento... Es un no parar. Y además, acompaña su dibujo perfecto con un color igual de arrollador. Sirvan como ejemplo las páginas en el billar, donde los rojos y verdes expulsan a la línea negra. O las secuencias en el desierto, dominadas por marrones y verdosos cálidos hasta la llegada del villano, en violeta. O los flashbacks entonados en rojizos. Todo en las elecciones cromáticas ayuda a la narración, aporta atmósfera, es sutil y enérgico al tiempo. Zonjic sabe muy bien lo que hace, tiene un dominio total de las herramientas del oficio, desde la estructura base de sus figuras hasta las elecciones cromáticas, pasando por los acabados y el diseño de página y las onomatopeyas. Consigue que todo parezca nuevo y excitante, realiza un trabajo enorme, abrumador.

En cuanto al guión de Jeff Lemire... bueno, es Leer más...