viernes, 29 de abril de 2011

Tex. El oro del sur.Segura y Ortiz

CAMINO DEL SUR



Tex. El oro del sur.
Antonio Segura y Jose Ortiz
Aleta Ediciones. Valencia 2011.


La participación de autores españoles en la serie Tex ha posibilitado la aparición de recopilaciones con los números en que estos creadores han colaborado. El balance es irregular.

Muy buena la entrega de Font y más bien tristes las de Bernet y Víctor de la Fuente. Ahora traducen la de Segura y Ortiz y el resultado es espectacular. Ortiz nos aterrorizó con sus negros en sus historietas para Warren, donde aprendimos a respetar su arte y a distinguir su siempre frenético pincel. En los ochenta se dedicó a imitar a Bernet y perdió algo de su identidad. Por entonces ya colaboraba con Segura en series que entonces no me emocionaron pero que se resisten a abandonar mi cabeza. Cosas como Hombre o Burton y Cib. Creo que las revisaré.

En otros casos Segura ya demostró que su escritura tenía una calidad indudable, sobre todo en Kraken, su colaboración con Bernet, o en Eva Medusa, su saga con Ana Miralles.En fin, tanto Segura como Ortiz son dos profesionales de fiar, que tanto pueden abandonarse en encargos rutinarios como sorprendernos con obras intensas y cargadas de emociones insospechadas, como en su participación en Tex. Ya he dicho anteriormente que no es un personaje que me vuelva loco. Habitualmente sus historias son repetitivas, anticlimáticas, previsibles y estiradas hasta el aburrimiento. El personaje es un tipo violento y casi sin matices. Así que no resulta extraño que dibujantes tan capaces como Víctor de la Fuente no pudiesen animarlo, al no contar con la ayuda de un buen guionista.

Pues bien, en este tebeo de 1999 Segura demuestra que está en plena forma. Lo primero que nos brinda es una gran aventura. Unos prisioneros confederados se escapan de una prisión y Tex y su colega se encargan de perseguirlos, acompañados de un sargento negro de nombre Isaia. Se inicia así una trepidante carrera que los lleva por pantanos y desfiladeros y en la que entre escaramuzas vamos conociendo a los diferentes personajes. Segura describe con seguridad a sus héroes. Tex resulta más duro que nunca, pero bordea la parodia en escenas como la del whisky o cuando el vaquero le golpea en la cara y casi se rompe la mano. Sin burlarse del héroe, Segura juguetea con él y consigue que casi parezca humano. Lo mismo con sus compañeros de aventuras, sobre todo el sargento Isaia, un adecuado contrapunto para no pocos momentos de la historia.

Similar interés despiertan los malos. Por un lado tenemos al villano absoluto, un miembro del Klan a quien sólo mueve la codicia y el odio racial. Pero también al oficial sudista que se debate entre su honor y unas circunstancias adversas que le llevan a comportarse de forma desesperada. Un personaje que ya hemos visto en el cine pero que Segura escribe con convicción y al que carga de matices interesantes. Especial mención para las secuencias “de masas”, como la llegada al pueblo del cañón o el encuentro entre el racista y los granjeros negros que acabarán linchándolo.

El tebeo rezuma intensidad y sus creadores procuran que no le falte ningún ingrediente, del humor a la violencia pasando por ciertas dosis de reflexión respecto a las huellas de la guerra. Muy bien dibujado por Ortiz y espléndidamente escrito por Segura. No se lo pierdan.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...