viernes, 8 de febrero de 2013

LA SOMBRA DEL ÁGUILA de A. P. REVERTE y R. del RINCÓN

La sombra del águila de Arturo Pérez Reverte y Rubén del Rincón. Edita Galland Books
Galland Books. Valladolid 2012.
64 páginas, 11,95 euros.


EL 326 DE INFANTERÍA

Una nueva novela gráfica del flamante ganador del Premio Ciudad de Palma de Cómic 2012, que adapta un relato de Arturo Pérez Reverte. 


Esta aventura épica se publicó primero por entregas en el dominical de ABC. Rubén del Rincón, su dibujante, tuvo tanta libertad creativa como poco tiempo para encargarse de este proyecto. Según parece su relación con Pérez Reverte fue excelente. Supervisó su trabajo y le ayudó en todo momento, sugiriendo mejoras y aplaudiendo sus mejores hallazgos gráficos. El resultado es bastante bueno. Quizás no redondo pero sí contiene algunas de las mejores secuencias que yo haya leído en un tebeo español en los últimos tiempos. Su tono, siendo crítico con la guerra, no olvida la épica mostrándonos los momentos heroicos y el valor de un pelotón de pobres diablos, arrastrados por el destino de una punta a otra de una Europa en llamas.

No estoy familiarizado con la obra de Reverte aunque admito que como personaje público me divierte y leo sus artículos cuando tengo ocasión. Aquí construye un relato que parte de un gran escollo inicial, como es plantear un protagonista colectivo. En lugar de centrarse en un único personaje que nos sirva de guía, se nos cuentan las andanzas de un pelotón completo, cuyos miembros van siendo diezmados a medida que la historia se desarrolla. Siempre es complicado manejar una narración donde debemos seguir los pasos de varios héroes. Frente a ellos la contrafigura de Napoleón se presenta más definida, con una entidad más clara. Como ya he comentado uno de los grandes aciertos es el contraste que provocan unos actos desesperados, esos intentos de deserción del ejército francés por parte de los españoles, que por una serie de circunstancias son interpretados como heroicos por sus superiores. Se alcanza el clímax con ese pasaje en el que la columna avanza entre el fuego enemigo, cuando intentan pasarse al bando ruso. El contraste brutal entre lo que vive el soldado de a pie y la visión ennoblecida del conflicto de quien dirige esa carne de cañón desde la distancia es tan efectivo como humorístico. Y este es otro de los grandes aciertos de Reverte: el tono de comedia que mantiene mientras el drama se desata alrededor de sus desgraciados protagonistas.

Viñeta de "La sombra del águila" de Arturo Pérez Reverte y Rubén del Rincón. Edita Gallard Books. por F. Flórez
En el dibujo Rubén sigue mejorando. Siempre ha demostrado ser un dibujante todoterreno, que se atreve con cualquier encuadre y elemento, por complejo que sea. Pero siempre peca de cierta precipitación, en los acabados y también en su planificación y narrativa. Ya en Entretelas demostró su seriedad como autor y aquí nos brinda numerosas muestras de talento. Hay pasajes, como la muerte del soldado homosexual casi al final de la historia, que se le empastan un poco, cuesta saber qué está pasando y a quién. Pero en general su grafismo transmite un entusiasmo contagioso, absorbe la vitalidad de sus personajes que, pese a todas las dificultades que padecen, nunca se rinden. Pues eso: en algunas secuencias resulta arrollador, muy cinematográfico y creo que el aire un poco humorístico de sus figuras añade un desenfado extra que conviene a la narración.

Muy recomendable. Ahora, con el guionista Javier Navarro, ha ganado ese segundo Premio Ciudad de Palma de Comic. Me alegro por ambos, dos viejos conocidos del Salón de Gijón donde ya recibieron en 2009 un Premio Haxtur. Esperamos con curiosidad el trabajo que les ha permitido conquistar este nuevo galardón. En el Jurado estaba la directora del Museo ABC y tan sólo un autor, Seguí, frente a los tres de la primera edición (Max, Gallardo y Purita Campos). Entiendo que se reduzca el número de jurados por cuestiones presupuestarias pero siempre he sido partidario de mantener la presencia de los autores, frente a otros especialistas. En cuanto a Seguí, sigue esperando una fecha para su programada exposición en el Solleric. Estaba prevista para septiembre del año pasado. Meses después, todavía no sabe cuándo se celebrará. Considero que esa no es una manera digna de tratar a nuestro primer Premio Ciudad de Palma de Comic (junto con Beltrán) y además Premio Nacional de Cómic.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...