viernes, 25 de octubre de 2013

MIÉRCOLES de JUAN BERRIO

Miércoles de Juan Berrio, edita Sin sentido, Prmio Novela gráfica FNAC 2012
Sin sentido
Madrid 2012.

ENCADENADOS


Juan Berrio ganaba el pasado año el Premio de Novela Gráfica patrocinado por FNAC y Sins Entido. Su obra homenajea al cineasta francés Tati.


Se narran las acciones de un grupo de personajes a lo largo de un día, ese “miércoles” que titula el libro. Amanece y se presentan los héroes: primero una pareja, de ella pasamos al vecino, luego un matrimonio, el que se cruza en la calle, etc. En los filmes de Tati, a quien el autor cita de forma bastante explícita, lo más característico era la visualización, la construcción de secuencias casi mudas, olvidando en parte las estructuras dramáticas.
Berrio hereda esa idea y la aplica hasta la extenuación. El problema en ambos casos es el ritmo. Se entenderá mejor si comparamos estas obras con sus claros antecedentes: los clásicos del cine mudo americano. Allí también resultaba prodigioso el carácter autónomo de las imágenes. El placer de su contemplación no se deriva de narración alguna sino de la articulación de sucesos eminentemente visuales. Pero, en general, su ritmo es perfecto, incesante. Con Tati ya tengo mis dudas y la última vez que vi “Mi tío” me resultó bastante plomiza, más allá de sus genialidades en contra de la arquitectura moderna. Mejor recuerdo guardo de “Día de fiesta” o “Las vacaciones de Mr. Hulot”, aunque tendría que revisarlas.

Viñeta de "Miércoles" de Juan Berrio, edita Sin sentido desde el Blog de TBEO Y NO LO CREO de Florentino FlorezQuiero decir que cuando los aspectos visuales son los encargados de empujar la narración hacia adelante, hay que manejarlos con cuidado, sin caer en la tentación de encadenar sorpresas y casualidades para distraer al lector. Al final lo que tenemos es un conjunto de anécdotas mal articuladas y un grupo de personajes muy peculiares pero en absoluto atrayentes. Mucho “Amélie” y poco “Hulot”. Lógicamente, si les gustó el pastelazo de la Tautou, éste es su tebeo. Personalmente sólo me pareció soportable la música, el resto era cursi y enfático hasta la náusea. Sensaciones parecidas a las que me provoca el trabajo de Berrio, un autor a quien respetaba por sus cuentos infantiles y su labor como ilustrador. Pero creo que el salto al gran formato se le ha atragantado. Lo que debería resultar ligero y encantador es ñoño y reiterativo.

No había prestado mucha atención a los galardonados en este concurso, que el año pasado ganaba Sento. Llevan desde 2007 convocándolo y creo que sólo he leído éste de Berrio y el de Mireia Pérez, que es del año anterior (2011). “Miércoles” es, en mi opinión, aburrido y blandito, pero al menos su dibujo es agradable y no molesta. Pero es que “La muchacha salvaje” es horriblemente malo. Ofende su falta de calidad. Supongo que es el precio de la modernidad. Si no se desea premiar nada convencional debemos sumergirnos en áreas donde todo chirría. Sumen un dibujo perrero con un guión para subnormales y unos acabados espantosos y obtendrán un premio seguro. Ánimo.

La muchacha salvaje de Mireia Pérez, Premio FNAC 2011
La FNAC llamaba la atención porque permitían a la gente sentarse en suelo y leer tranquilamente los tebeos. Una estrategia que debió funcionarles porque mantuvieron las secciones de comics y las reforzaron. Ahora mismo muchas librerías se han visto obligadas a imitarlos, abriendo huecos en sus estanterías a la narrativa gráfica. Pero con tebeos como estos van a conseguir espantar a los lectores más recalcitrantes. Yo desde luego tardaré en acercarme a otro Premio FNAC-Sins Entido. ¡Lagarto, lagarto!
Leer más...

viernes, 18 de octubre de 2013

ENTRE SALONES

Salón Comic Nostrum 22 al 27 de octubre. Palma de Mallorca 2013

COMIC NOSTRUM


El pasado año las Jornadas de Cómic iniciaron un profundo cambio. Al asumir su control los profesionales de las islas las actividades propuestas son cada vez más variadas e interesantes.


Escribo estas líneas recién llegado de Gijón, donde a principios de octubre se celebraba el Salón Internacional del Cómic del Principado de Asturias. A pesar de las limitaciones presupuestarias que, como es habitual, afectan a unos más que a otros, su plantel de invitados era muy sugerente.

Salón del Cómic del Principado de Asturias, Gijón 2-5 Octubre 2013Lo encabezaba José Ortiz, un veterano que con más de ochenta años está terminando otra aventura de Tex. Este año a él y al italiano Milazzo se les concedieron sendos Premios Haxtur por su participación en la mítica serie del oeste. Con guión de Claudio Nizzi, Tex: Sangre en Colorado y Tex: El gran robo del tren, son dos de los mejores tebeos del año. Ortiz contaba con seguidores de edades muy diversas y era impresionante comprobar las pasiones que su obra despertaba. También llamó la atención uno de los guionistas habituales de Corben, Jan Strnad, que consiguió el Haxtur al Mejor Guión por su inquietante y paródico Ragemoor. La aportación de nuestro diseñador más internacional, Mariscal, fue explosiva. En su descacharrante charla nos enteramos de muchos chismes, habló de las sustancias que tanto él como otros compañeros de generación consumían despreocupadamente, de los gustos sexuales de Nazario o de su peculiar sistema para dejar de fumar. Destacó también la exposición dedicada a Gaspar Meana, de actualidad a causa de la publicación en español del primer volumen de su Crónica de Leodegundo. Todo el mundo comentaba la excelente edición producida por la U.I.B.

En Gijón estaba el mallorquín Pau, recién llegado de París donde había sido nominado como finalista a unos premios otorgados por un jurado infantil. Tendrá un octubre muy ajetreado ya que también asistirá al Festival organizado por Bryan Talbot en el Norte de Inglaterra y más tarde volverá a Palma para participar en Cómic Nostrum. Ya hacía planes para contactar con algún editor que le sacara en inglés sus “famosos perros”. Tuvo ocasión de presentar su Art-Book, una deliciosa publicación de tirada limitada y que deberían adquirir. Otro que estaba en tránsito era mi buen amigo Frédéric Manzano. Pudimos admirar la edición de lujo del catálogo Woodwork que acababa de recibir. Tras una breve estancia en París salía para Nueva York, donde hay otro Salón en Octubre. Allí pensaba concretar los detalles de la edición americana del catálogo dedicado a Russ Heath. Ya no tengo dudas de que verá la luz antes que la versión en español y catalán, cuya publicación parece cada día más improbable.

Comic Nostrum 2013 - Apuntes urbanos con Gallardo y Pere Joan
En cuanto a la propuesta palmesana, han alcanzado un interesante equilibrio entre las actividades pensadas para los profesionales y los aspirantes y aquellas que van dirigidas a un público más general.

Para los dibujantes hay programados encuentros con editores, clases magistrales o un paseo por Palma con Gallardo y Pere Joan. Los aficionados sin duda disfrutarán con las exposiciones, que son muchas y variadas (incluyendo a Max, Blutch, la dedicada a Esquitx y otras) y con las entrevistas con los autores. Como en Gijón, hay un veterano que despertará pasiones, Jan, un europeo de dibujo feroz, Blutch, y un americano, en este caso del sur, a quien los lectores más maduritos recordarán por su “Desmitificador”. Nos acompañará el director de la revista Spirou y también un editor de Dargaud. No me perderé el fin de fiesta el domingo, con sesiones de firmas, presentaciones y venta de productos diversos en la Escuela Superior de Diseño de Palma. Es una más del numeroso grupo de instituciones y empresas que los organizadores han sabido aglutinar en torno a un evento realmente admirable. Diversión garantizada.
Leer más...

viernes, 11 de octubre de 2013

VIDA DE UNA MADRE de SESAR, MARCOS y CASTELLI

Vida de madre de Sedar, Marcos y Castelli. Edita Patito Editorial
El patito editorial.
Santiago de Compostela, 2013.
72 páginas, 18 euros.


REGRESO A LA INFANCIA


A pesar de que las condiciones de trabajo en nuestro mercado editorial son penosas, los jóvenes autores lo siguen intentando, con obras que buscan la complicidad de nuevos lectores.


Así debe entenderse la propuesta de Gemma Sesar y sus compañeros, una historieta que aborda un asunto casi inédito en el cómic español como es la maternidad. Tanto su tema como la forma de tratarlo parecen dirigirse a un sector muy concreto de la población, padres jóvenes como los protagonistas del relato que, en una situación de dificultades económicas, intentan sacar a sus hijos adelante. El producto está bien fabricado, el dibujo es agradable y el color supone un buen acompañamiento. El guión despliega sus bazas con claridad desde la primera viñeta, este no es un tebeo de aventuras ni de grandes pasiones. Se narran sucesos cotidianos, casi triviales: un catarro, una fiesta de cumpleaños, vestirse para ir al cole… Con elementos tan sencillos hemos visto cómo se construían historias maravillosas. Baste recordar algunos episodios de Giménez, de Eisner o (en otro registro) de Crumb. Verdaderos talentos que son capaces de trascender los hechos familiares hasta convertirlos en extraordinarios. Bien a través del humor o de una visión del mundo que nos conmueve y nos implica en lo narrado. Aquí nada de eso se consigue. Aunque este no es un trabajo lamentable, no compraré esa continuación que se anuncia. Básicamente porque el tono del relato me resulta profundamente repelente. No tengo nada contra los niños. Soy padre de dos de corta edad y estoy encantado con la experiencia. Pero hay varios lugares comunes que me estomagan.

Viñeta de Vida de madre de Sedar, Marcos y Castelli. Edita Patito Editorial
Como el casting de chachas con que se inicia el volumen. El lloriqueo constante sobre la crisis y las angustias laborales de la pareja protagonista pierden mucha credibilidad cuando el arranque describe a todas las asistentas del hogar que han despedido por ineficaces. No digo que tengamos que quedarnos en aquellos héroes de Giménez que se construían una chabola en una noche. Pero tampoco esperen que me preocupe por las “estrecheces” de una pareja de pijos cuyo trabajo ha menguado. Luego hay unas cuantas perlas más. Por ejemplo, la gente normal compra en el súper, en fruterías o colmados de barrio. Aquí la prota se va, por supuesto, a una “tienda ecológica” donde su niño merienda ¡una zanahoria! De antología son sus comentarios sobre las fiestas de cumpleaños. O sus quejas sobre cómo pierde su identidad y pasa a ser la “mama de”. Eso parece preocuparle mucho pero sin embargo no introduce ni media reflexión sobre el papel del padre, casi un fantasma a lo largo de la historia, cuya función parece ser la de quitarse de en medio y no estorbar. Otro momento glorioso es cuando no permiten al niño ir disfrazado de cazador porque “tiene que llevar armas”. Ser padre o madre puede resultar estresante y agotador, pero echo en falta alguna alusión a las alegrías de la paternidad, que también existen, aunque no aquí. Las descripciones de la pediatra y la maestra desbordan lo empalagoso para adueñarse de una nueva dimensión de almíbar, prácticamente insoportable.

El repertorio completo de una burguesía bien educada y políticamente correcta que se siente superior al resto de los mortales y que al final están atrapados en las mismas convenciones sociales que sin duda critican en sus padres y abuelos. Un aburrimiento, vaya. No seré yo quien le diga a nadie cómo educar a sus hijos. Pero por esa misma razón tampoco tolero que me sermoneen. Este tebeo acaba siendo muy monjil.
Leer más...

viernes, 4 de octubre de 2013

LA ESPADA de LOS HERMANOS LUNA

La Espada, de los hermanos Luna. Edita en España Aleta ediciones
Aleta. Valencia, 2013.
148 páginas, 13,95 euros.

LOS HERMANOS LUNA HAN VUELTO


Supimos de esta pareja de creadores hace más de seis años. Por entonces se publicaron dos obras escritas y dibujadas por ellos. Luego nada.


Tanto Ultra como Girls venían cargadas de buenas ideas y se dirigían a un lector desprejuiciado que no temiera enfrentarse a un dibujo muy funcional, con un estilo que exhibía la simplicidad del manga, ni a unos guiones cargados de referencias a otros géneros narrativos, sobre todo a los culebrones de la tele. Los hermanos Luna no pensaban únicamente en el tradicional comprador de tebeos sino que lanzaban cebos diseñados para atraer a los espectadores de las películas de zombies o a las seguidoras de las más modernas y frívolas series televisivas. Todo ello unido a una puesta en escena fresca y realmente ágil que convertía sus productos en una lectura casi irresistible. Entre todo el aluvión de nuevos guionistas y creadores de los últimos años, los Luna conseguían llamar nuestra atención.

Sin embargo, después de ese primer contacto nos esperaba el silencio. Silencio que se rompe ahora con una obra ¡de 2007! Han seguido trabajando desde entonces, así que confiemos en que algún día nos llegue el resto de su labor. Estos dos californianos de origen asiático estudiaron en el Savannah College of Art and Design, centro donde impartía clases Mark Schultz. Desde su graduación han ido alternando la creación de trabajos por separado y en conjunto, como dibujantes o guionistas, colaborando con las editoriales más importantes.

La Espada, de los hermanos Luna. Edita en España Aleta ediciones
Esta nueva muestra de su talento no decepciona. Hay algunas secuencias (muy pocas) donde el peso del diálogo es quizás excesivo. Un error que tienden a cometer los nuevos guionistas, posiblemente confundidos por la influencia televisiva. Como ya he comentado antes, el “tempo” que se consigue cuando un actor recita un diálogo no es el mismo del que depara la lectura interiorizada de un bocadillo de texto. Siempre es más pesado y por tanto el escritor debe calibrar muy bien su extensión y contenido. En una obra tan dinámica como esta los dos o tres pequeños latazos explicativos que encontramos llaman más la atención que en otros productos donde el bla-bla-bla es la norma y no la excepción.

Dicho lo cual, sólo cabe felicitar a los Luna por la frescura de su aproximación. No es que se nos cuente nada nuevo. Ya hemos visto antes estas historias de suceso-traumático-que-nos-permite-descubrir-el-pasado-oscuro-de-nuestro-padre. Pero aquí lo que importa es la forma, la garra, el encadenado de sucesos que nos empujan de manera perfecta de una secuencia a la siguiente. Es un tebeo de adolescentes pero también un buen espectáculo y mejor entretenimiento. Tiene humor y drama y violencia desatada. Como ocurre con Kirkman, autor con el que comparten no pocas características, los Luna no dudan en bromear con una brutalidad que parodia a la que aparece en muchos films de Hollywood. Ruedan los miembros de los malos y la gente muere con mucha gracia. Mientras tanto, la protagonista descubre sus poderes en la mejor tradición de Spiderman y compañía: salta por los aires, adquiere superfuerza y todo lo demás. Yo me compraré el siguiente y les sugiero que le den una oportunidad.
Leer más...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...