viernes, 29 de marzo de 2013

UNA ASOMBROSA AVENTURA DE JULES. Integral 2 de E. BRAVO

Una asombrosa aventura de Jules. Integral 2. por Emile Bravo. Eidta Ponent Mon
Ponent Mon, 2012.
192 páginas, 32 euros.

¿COSAS DE NIÑOS?


¿Qué dirección están tomando los tebeos para niños? El segundo Integral de Jules nos brinda algunas claves.


El volumen aborda asuntos como la muerte, la genética, la existencia de Dios, la ecología y la supervivencia de la especie. Yo comentaba cuando se publicó el primer tomo que Emile Bravo partía de Hergé para renovarlo con frescura e imaginación. Eso es cierto en el terreno de la puesta en escena y la fantasía. La realidad deja de ser una limitación y las aventuras se llenan de extraterrestres, viajes con alteraciones temporales, clonaciones sorprendentes y otros disparates. Pero su narrativa nunca flaquea, sabe cómo resultar entretenido, conjuga a la perfección la comedia con el drama y no tiene complejos a la hora de entrar en materias espinosas, que resuelve con insolencia y una desfachatez argumental que nos desarma. Creo que Bravo es uno de los grandes y este segundo libro lo confirma.

Viñeta de «Una asombrosa aventura de Jules. Integral 2» por Emile Bravo. Eidta Ponent Mon
Pero también nos demuestra cómo el mundo de valores en el que Tintín cobraba sentido ha sido demolido prácticamente en su totalidad. Tomemos por ejemplo la “cuestión del padre”, cita lacaniana que da título al segundo episodio. Estaba casi ausente en los tebeos clásicos. El Príncipe Valiente tenía uno y todos recordamos cómo funcionaba la estricta genealogía del Hombre Enmascarado. Pero en la mayoría de personajes, de Flash Gordon a Asterix, los padres directamente no existían. Bravo utiliza un planteamiento que se remonta a Edipo y pervive en Harry Potter: estos señores que me han educado y en quienes no me reconozco no pueden ser mis progenitores. A partir de ahí se produce una lucha contra el propio destino, una primera rebelión relacionada con el proceso de maduración y crecimiento. También se conecta a este asunto el complicado noviazgo de Jules con su más que amiga Janet, otra rareza en el terreno de los comics para niños. Las mujeres estaban casi excluidas del universo de Hergé, aunque en los últimos años personajes como El pequeño Spirou ya habían marcado la tendencia de llevar el sexo al primer plano de los relatos, en la medida en que ello es posible en tebeos para niños. La inocencia se perdió hace tiempo.

«Atlas & Axis» de Pau edita Dibbuks
Más complicado resulta citar la religión. Bravo pone a Jules a debatir la existencia de Dios con diferentes curas y cada vez que dibuja uno es para reírse de él. De nuevo, la diferencia con Hergé es abismal. Bien conocido es el ámbito católico en que creó a Tintín, pero, más importante que eso, el creador belga apenas permitió que sus convicciones ocuparan la primera línea de la narración. Cuestionó la codicia o la envidia y atacó prácticas muy concretas como el tráfico de armas, personas o drogas. Pero las críticas que recibe se relacionan más con sus silencios que con pronunciamientos más explícitos. Bravo no tiene esos miramientos. Así que cuestiona sin reparos ciertas creencias mientras nos bombardea con ideología. Para muchos serán argumentos irrebatibles, pura ciencia, pero como lector me siento como si contemplara una sustitución: muerto dios debemos depositar nuestra confianza en la especie, cuidar el planeta y perseguir a los millonarios del petróleo, la encarnación del mal absoluto. Y Bravo no está solo, como demuestra el segundo álbum de Pau para el mercado francés. Dedica bastantes páginas a una explicación y defensa de la teoría de la evolución y a una poco velada crítica de la depredadora relación de los occidentales con su entorno.

Supongo que es una cuestión generacional. Como ocurre siempre, se proclama una doctrina oficial y los autores intentan ajustarse a ella, son hijos de su tiempo. Pero nunca conviene que los discursos le roben protagonismo al relato.
Leer más...

viernes, 22 de marzo de 2013

EL HÉROE de D. RUBÍN

«El Héroe» de David Rubín. Edita Astiberri.
Astiberri Ediciones, 2012.
25 euros.

VARIACIONES POSMODERNAS


David Rubín concluye la actualización de las aventuras de Hércules en el segundo tomo de su novela gráfica El Héroe.


No voy a decir que me hizo recordar con nostalgia la adaptación que Calatayud firmó para la revista Trinca allá por los setenta. Pero casi. Emplea algunas de las ideas que ya tenía la revisión de Disney, sobre todo la comparación entre los héroes clásicos y nuestras modernas estrellas deportivas o musicales. Rubín no sólo incluye imágenes que emulan las apariciones de esos semidioses en prensa o televisión, también todo tipo de gadgets que insisten en la atemporalidad de su propuesta. Coches, motos y numerosos equipamientos cibernéticos nos hablan de un mundo sin dioses donde la tecnología desdibuja las fronteras entre lo humano y lo divino y lo único que importa es el poder.

En realidad esa aproximación entre el ayer y el hoy no sorprenderá a ningún lector de superhéroes. Kirby, a quien supuestamente homenajea desde la introducción, ya jugó a trasladar las antiguas mitologías a nuestro entorno cotidiano. Los resultados mantenían la magia de lo sobrenatural, incorporando un sabroso extra de cercanía que espantaba la pedantería y aseguraba un humor muy saludable. Esto es evidente en el caso de
Leer más...

viernes, 15 de marzo de 2013

MARIETA. 1 - LA VIDA EN EL CAMPO de NOB

Marieta 1. La vida en el campo de NOB. Edita Dibbuks
Dib.Buks. Madrid 2012.
96 páginas, 12 euros.

ABUELITO DIME TÚ...


Con apariencia de tebeo infantil, este primer tomo de Marieta es un trabajo tan encantador como bien construido, una obra inteligente y emotiva.


Prueba nuevamente la buena salud de la industria franco belga. Tras el ciclón de Trondheim y compañía, que por momentos parecía que iba a arrasar una larga tradición de tebeos bien construidos, inteligentemente escritos y primorosamente dibujados, un conjunto cada vez más numeroso de nuevos creadores demuestra que no resulta tan sencillo liquidar semillas tan bien arraigadas. Con procedimientos más innovadores, como De Pins o Vivés, o con una visión más clásica, como Senté o Pellerin, un rosario de tebeos interesantes nos indica que no hay de qué preocuparse, que el sarampión provocado por los Sfar, Blain y compañía es poco más que una gripe pasajera y no la mortal peste que temíamos.

Exagero por supuesto, pero lo que sí es cierto es que el éxito de los mazmorreros podía provocar una oleada de imitadores que olvidaran el soplo de aire fresco que su irrupción supuso. Y que se quedaran con aquello en que casi todos acabaron convirtiéndose: autores capaces de publicar cualquier bazofia, convencidos de una genialidad cada vez más lejana. Si en un principio ventilaron una industria un tanto anquilosada, finalmente su aportación no ha sido mejor que la de anteriores oleadas “vanguardistas”.

El trabajo de Nob tiene poco que ver con esos delirios autorales. Con su dibujo humorístico y aparentemente falto de pretensiones, nos cuenta las aventuras de una anciana, comenzando con su niñez en el campo. Su madre la deja con sus abuelos, mientras ella regresa a la ciudad intentando salvar un matrimonio que se hunde.
Viñetas de Marieta 1. La vida en el campo de NOB. Edita Dibbuks
El ambiente recuerda y no poco a Heidi, con el abuelo parco en palabras, el amigo cabrero y la alocada cabrita que acompaña a la niña. Pero pronto nos damos cuenta de que esa superficial ternura esconde no pocos recovecos y que el humor y los buenos sentimientos comparten su espacio en el relato con la amargura y algunos pasajes claramente dramáticos.

La protagonista pasa por varias estaciones reconocibles: el rechazo a su nuevo entorno, el duro trabajo en el campo, el conocimiento, aceptación y adaptación a otro modo de vida… Pero además Nob sabe cómo introducir algunos elementos nuevos que aportan variedad a su guiso. Llama la atención sobre todo la figura de la madre ausente y esa muda competición con la hermana que se quedó en la casa paterna. Y cómo Marieta va compartiendo con el lector el descubrimiento de las pequeñas pistas que le permitirán reconstruir ese pasado que la intriga. El tono general es muy amable, sin rastro de cinismo, expresa perfectamente las reacciones naturales en una niña tan inocente y pequeña como la protagonista.

Sumen a este preciso guión una realización delicada, con un agradable empleo del color y una narrativa muy ágil donde no faltan momentos en que la imagen lo cuenta todo sin necesidad de palabras. Si el dibujo puede resultar en ocasiones demasiado “fácil”, con una aspecto un tanto precipitado, el color se encarga de corregir tal impresión, aportando al ambiente la credibilidad que necesita y comunicando constantes sensaciones, térmicas y emocionales, que ayudan a desarrollar y reforzar lo narrado.
Leer más...

domingo, 10 de marzo de 2013

CÓMIC HISTÓRICO ESPAÑA: CRÓNICAS DE LEODEGUNDO

Historia de España Medievo Asturias La crónica de Leodegundo. Volumen I. El cantar de Liuva [711-772 D.C.] por Gaspar Meana. Edita Edicions UIB

La Universidad de las Islas Baleares, a través de su servicio de publicaciones, ha presentado el primer tomo de La Crónica de Leodegundo, que agrupa los primeros seis álbumes de la serie. Por primera vez se edita en castellano la obra magna de Gaspar Meana, una excelente saga del género histórico.


La Universidad ha manifestado su voluntad de publicar toda la Crónica en cinco volúmenes, que irán apareciendo en los próximos años. Esta es una gran noticia ya que permite al lector español descubrir uno de los tebeos más documentados, apasionantes, rigurosos, inteligentes y serios que se han producido en nuestro país en los últimos cincuenta años. No se lo pierdan.




Historia de España - Medievo español .Comic histórico: «Las crónicas de Leodegundo» de Gaspar Meana Historia de europa Invasión de la península - Comic histórico: «Las crónicas de Leodegundo» de Gaspar Meana 
Leer más...

viernes, 8 de marzo de 2013

BATMAN: ARQUITECTURA MORTAL de C. KIDD & D. TAYLOR

Batman: Arquitectura Mortal de Chip Kidd y Dave Taylor. ECC Ediciones
ECC, 2013.
114 páginas, 13,50 euros.

CORRUPCIÓN EN GOTHAM

Tras maravillarnos a todos con sus diseños para libros sobre autores de comics, Chip Kidd prueba suerte como guionista escribiendo una aventura de Batman.


Secundado por un talentoso Dave Taylor nos transporta a un Gotham cargado de referencias reconocibles. Sobresalen dos: Hugh Ferriss y su Metrópolis del mañana y El manantial de Vidor basado en la novela homónima de Rand. Muchos de los edificios del primero se duplican de forma casi textual a lo largo del relato, empleando incluso la misma técnica original, ese acabado a lápiz que ahora se remata con sutiles toques de color digital. Ferriss ha supuesto una enorme influencia en el campo del comic y la ilustración así que su cita no sorprende. Más inesperada es la segunda, con retrato de Gary Cooper incluido, aunque en muchas viñetas apenas se parezca. Si su personaje en la película (y en la novela) se llamaba Roark, aquí el malo se llama Loar, no sé si por casualidad o como un guiño más. No es el único nombre con resonancias. El arquitecto estrella del que se burla la historia se apellida Kem Roomhaus y es holandés, como el verdadero Rem Koolhaas.

Pero no supongan por ello que se trata de una novela gráfica para eruditos, un relato donde el fondo importa más que los personajes. Al contrario, todos esos escenarios cargados de resonancias son tan sólo parte de un tapiz donde se nos cuentan unos hechos tan viejos que resultan tremendamente actuales. Básicamente la lucha de la dignidad contra la corrupción. Unos intentando ganar dinero como sea y los otros tratando de realizar el mejor trabajo posible y esforzándose por ofrecer lo mejor a sus conciudadanos. Obviamente Kidd evita los aspectos más áridos del texto randiano, aquellos en que su arquitecto estrella se enfrenta al mundo entero para construir exactamente como él desea. Pero no rehúye una crítica radical a los intermediarios, contratistas capaces de amenazar un proyecto si no se satisfacen sus intereses.

En ese sentido lo mejor de la novela, además de sus cuidados aspectos gráficos, es su retrato social. Cierto que hablamos de Gotham, pero actúa perfectamente como metáfora de muchas urbes reconocibles y sus juegos de ambiciones cruzadas podrían aparecer en cualquier novela negra. El periodista da su versión, el arquitecto tiene la suya, también el dirigente del sindicato y el alcalde. Y Kidd permite que todas se crucen y conecten, empleando como fondo esa nostalgia por los edificios que cayeron por el peso de las comisiones que alguien deseaba obtener con nuevas construcciones. Si van a Bruselas, en la base del Museo Victor Horta verán su maqueta para el Palacio del Pueblo, una maravilla que fue derribada en los sesenta. Y no fue sustituida por nada mejor. Y seguro que se les ocurre algún ejemplo más cercano, en su propia ciudad. Kidd explica que parte de un caso real: la antigua estación de Pennsylvania en Nueva York que fue derribada en 1963. No sé si tenía el encanto de la vieja Central, que recientemente conmemoraba su centenario, pero dudo que fuera tan horripilante como el anodino mamotreto que erigieron en su lugar.

Así que este Batman de Kidd y Taylor acierta en su claro posicionamiento moral, al lado de los creadores y frente a los depredadores, quienes ni hacen ni dejan hacer y sólo saben enriquecerse con los esfuerzos del prójimo ¿Les suena? Hacia el final considero que pierde el control del relato y nos quedamos un poco desconcertados respecto a la verdadera identidad de Exacto o a la presencia un tanto forzada del Joker en una trama que funciona perfectamente sin él. Con todo, es una primera obra muy prometedora y espero que el diseñador se anime a seguir escribiendo.
Leer más...

viernes, 1 de marzo de 2013

ENEMIGO de J. TANIGUCHI & M.A.T.

«Enemigo» de Jiro Taniguchi y M.A.T. edita Ponent Mon
Ponent Mon, 2013
312 páginas, 24 euros.

PRUEBA DE MUERTE


Parece que a los lectores les ha costado reconocer al sosegado Taniguchi en esta trepidante aventura dibujada en los inicios de su carrera.


En realidad no es tan sorprendente si recordamos uno de los primeros trabajos que le conocimos: Hotel Harbour View, donde abordaba ambientes similares a los de Enemigo. En aquel relato llamaban la atención las páginas dedicadas a la trayectoria de una bala, que tardaba un montón de viñetas en alcanzar su objetivo. Cuando luego conocimos su Caminante, comprendimos que aquella morosidad era una de las claves de un autor que con el tiempo acabaría encontrando sus propios ritmos y cadencias, hasta ajustarlos con precisión a unos contenidos cada vez más poéticos y trascendentes. Pero en ese momento la estilizada violencia de Hotel parecía casi una broma.

Enemigo comparte el gusto por la acción y el protagonismo de un tipo duro que en los textos que acompañan a la historia se relaciona con diversos arquetipos cinematográficos, de Eastwood a Rambo. No dudo de esas influencias ya que en el momento en que Taniguchi se hace cargo de este comic (1984-85) se vivía el apogeo del cine de acción estadounidense. Aunque él se encargó de añadirle ciertos matices propios, como el perro que acompaña al héroe y que nos remite a la larga relación con la naturaleza que caracteriza al dibujante, o influencias tomadas del tebeo italiano, Micheluzzi o Giardino para ser más concretos. En la actualidad yo citaría otro referente cinematográfico: Prueba de vida, la peli de Hackford que narra un secuestro en las selvas hispanoamericanas, con su posterior y muy emocionante intento de rescate.

Viñeta de «Enemigo» de Jiro Taniguchi y M.A.T. edita Ponent Mon
Y algo más. A mi este tebeo me recuerda mucho a las novelas de Forsyth. Como en ellas, hay espacios para la reflexión y la descripción de un mundo conflictivo donde diferentes grupos de poder luchan entre sí, a escala local, familiar y global. Nada es nunca lo que parece en juegos dominados por la ambición y el deseo de tener más que el otro. Si el enfoque periodístico es importante en Forsyth, lo mismo ocurre en el caso de Taniguchi, aunque en seguida la crítica deja paso a la acción y lo único que nos importa es qué va a hacer el protagonista a continuación. Si el escritor inglés ancla sus relatos en la realidad, atrapándonos con su información, todo eso se desvanece ante las peripecias del héroe, cuyo siguiente movimiento es siempre inesperado. No tendrán ni mucha profundidad psicológica ni los finales serán tan rotundos como nos gustaría. Pero quien lea El puño de Dios o Enemigo se va a pasar un rato muy divertido, completamente subyugado por el arte de unos narradores que saben cómo captar nuestro interés y mantenernos enredados en sus fabulaciones.

La acción en Enemigo se desarrolla en un país imaginario y con compañías y gobiernos inventados. Pero no se alejan mucho de una realidad que todos podemos reconocer. Se nos ofrece una visión bastante descarnada de la lucha entre diversos grupos paramilitares, guerrilleros y soldados del gobierno. Y luego eso se equipara a las escaramuzas tribales en el seno de una gran empresa familiar. Y sin discursos. Aunque en esencia ya nos encontramos ante el característico héroe de Taniguchi, silencioso y meditabundo, este es un tebeo de acción, donde las metralletas cuentan más que las palabras. Pasen y disfrútenlo.
Leer más...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...